La actriz Isela Vega fue reconocida por su amplia trayectoria en la actuación en el marco de las actividades del Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF), donde recibió la Cruz de Plata, máxima distinción que se otorga.

Emocionada, la actriz llegó al jardín principal de esta ciudad, donde desfiló por la pronunciada alfombra roja que la llevó al escenario en el que recordó la estrecha relación entre la actuación y la sensibilidad.

La recién ganadora del Ariel de Oro explicó que la sensibilidad es un elemento vital para los actores, quienes se meten en la piel y las emociones de muy diversos personajes.

Sarah Hoch, directora del GIFF, fue la encargada de entregar la Cruz de Plata, deseándole a la homenajeada que siga plasmando su trabajo en nuevas producciones.

Así, entre aplausos, fue distinguida la primera actriz, quien en repetidas ocasiones ha señalado que buscaba romper con las barreras de las inhibiciones con su trabajo.

De esta forma Hoch inauguró las actividades de la vigésima edición del festival, que este año contó con Canadá como país invitado, por lo que se ha preparado una selección de materiales de lo más representativo de la cinematografía del país.

En la gala inaugural se presentó la cinta “Pólvora y gloria”, que muestra el peligro y la belleza de los fuegos artificiales.

El documental es del cineasta alemán Víctor Jakovleski, quien estuvo presente y señaló que muestra las dos caras de este ritual que es parte de la idiosincrasia del país. (NTX)