Bertolucci, uno de los últimos maestros del cine italiano clásico

El legendario cineasta italiano, Bernardo Bertolucci, quien dirigió películas como “El último tango en París”, o “Novecento”, murió a la edad de 77 años.

Enfermo desde hace tiempo, Bertolucci ganó en los 80 del siglo pasado el Oscar como mejor director por la cinta “El último emperador”, mientras que en 2007 le fue entregado el León de Oro a la carrera en la Muestra de Cine de Venecia y en 2011 la Palma de Oro honoraria del Festival de Cannes.

Nacido en la ciudad de Parma, hijo del poeta Attilio Bertolucci y hermano del también director Giuseppe, fallecido en 2012, la última cinta dirigida por el cineasta fue “Io e te” (Yo y tú), basada en la novela homónima de Nicoló Ammaniti.

Bertolucci falleció en su casa en el barrio romano de Trastevere a causa de una crisis respiratoria.

El creador inició su carrera como asistente de Pier Paolo Pasolini (1922-1975), quien era su vecino de casa, para después convertirse en guionista y finalmente en director cinematográfico.

Sus primeras cintas fueron dos cortos rodados en los años 50 y titulados “La muerte del cerdo” y “El teleférico”, mientras que en 1962 realizó su primer largometraje, llamado “La commare secca” (La comadre flaca), con guión de Pasolini.

Su segundo largometraje, rodado en 1964, fue “Prima della rivoluzione” (Antes de la revolución), aunque fue en 1970 con “Il conformista”, interpretado por Jean Louis Trintignat, que se dio a conocer.

La fama internacional, sin embargo, llegó con “El último tango en París”, interpretado por Marlon Brando y Maria Schneider, donde el sexo era visto como una respuesta al conformismo.

Esa cinta sufrió la censura en diversos países, entre ellos Italia, donde Bertolucci fue procesado por “ofensa al pudor” y le fueron retirados por cinco años sus derechos civiles, entre ellos el del voto.

El cineasta incrementó su fama mundial con la película “Novecento”, de 1976, interpretada por Robert De Niro, Gerard Depardieu, Donald Sutherland, Burt Lancaster, Stefania Sandrelli y Dominique Sanda, que relata la historia italiana del siglo XX.

En 1987 Bertolucci rodó “El último emperador”, una cinta que ganó nueve premios Oscar, entre ellos el dedicado a la mejor dirección, mientras que en 1990 dirigió “Té en el desierto”, basado en una novela de Paul Bowles y en 1993 “El pequeño Buda”, interpretado por Keanu Reeves.

Algunas de sus últimas cintas fueron “The dreamers” en 2003, que relata la revolución cultural y sexual en el París de 1968, además de “Io ballo da sola” (1996) y “L’assedio” (1998).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s