Problema de Hollywood con hackers no se limita a películas

TALI ARBEL

La piratería es un viejo y rutinario problema para Hollywood, ya sea con vendedores ambulantes que ofrecen DVDs contrabandeados en las calles o videos subidos para compartir por internet en sitios como Pirate Bay.

Sin embargo, los criminales cibernéticos han cambiado de táctica y ahora publican desde pláticas vergonzosas hasta grandes secretos de las empresas.

El riesgo a la reputación de las empresas por correos filtrados es mucho más difícil de calcular que cualquier peligro financiero por piratería.

“De alguna manera ese riesgo puede ser mayor porque no hay forma de conocer qué hay en esos correos”, dijo Erik Rasmussen, de Kroll Cyber Security.

El evento catastrófico en la mente de todos es el hackeo contra Sony de 2014.

En ese entonces se filtraron películas sin estrenar, pero lo que la mayoría recuerda es el caos que desataron los comentarios filtrados de sus ejecutivos que se expresaban ofensivamente sobre actores tan famosos como Angelina Jolie y Leonardo DiCaprio además de hacer comentarios de fuerte carga racial sobre el entonces presidente Barack Obama.

Si bien las recientes filtraciones que ha sufrido la cadena de televisión por cable HBO han sido mucho menos graves al daño causado a Sony, existen temores de que Hollywood pueda caer en una segunda etapa vergonzosa a manos de estos hackers.

LA PIRATERÍA SIGUE SIENDO UN PROBLEMA

La atención está puesta en los correos filtrados, pero esto no quiere decir que a Hollywood no le preocupe la piratería.

En foros en internet donde los criminales “anuncian sus ganancias mal habidas” hay ahora contenidos de entretenimiento “que aparecen prácticamente como secciones enteras de esos sitios”, subrayó Rasmussen.

Algunos creen que las filtraciones de videos pueden ayudar a llamar la atención de los medios y los espectadores sobre un programa o una película, pero la realidad es que filtrarlos afecta a Hollywood, especialmente si ocurre antes de su estreno oficial, afirmó Michael Smith, profesor de Carnegie Mellon.

En un análisis de 2014, Smith y sus coautores concluyeron que los ingresos en taquilla cayeron 19% en promedio cuando los materiales se filtraban antes de su estreno, en comparación con una filtración ocurrida luego que una película llegara al cine.

La investigación fue parte de una iniciativa de Carnegie Mellon financiada por Motion Picture Association of America, el grupo de cabildeo de Hollywood.

Una forma de combatir a los piratas es hacer que los programas estén disponibles ampliamente y a bajo precio.

Netflix tiene muchos programas y películas accesibles a nivel mundial por una sola cuota mensual.

Pese a esto los hackers filtraron la mayoría de los episodios nuevos de "Orange is the New Black" de Netflix en abril, dos meses antes de su estreno oficial.

Eso no pareció ahuyentar a los clientes, pues Netflix sumó más de cinco millones de subscriptores en el periodo de abril a junio, su mayor aumento para ese trimestre.

Fuera de los roces recientes de HBO con hackers, episodios nuevos de "Game of Thrones" han sido filtrados en varias ocasiones, y es el programa más pirateado de la historia de la televisión.

A pesar de esto sigue siendo un éxito enorme para HBO, con un alto nivel de audiencia y aclamado por la crítica.

Otros programas que han sido recientemente filtrados a la red incluyen episodios de "Curb Your Enthusiasm”, ''Insecure" y ''Ballers".

Lo que ayudó es que no se filtraron temporadas enteras, por lo que el público tuvo que suscribirse para ver el resto.

LA CRISIS EN HBO

HBO fue atacado por hackers que exigían un pago multimillonario por materiales robados, algo que la cadena se negó a hacer.

Ya que la piratería es prevalente, la filtración de algunos episodios separados no habría sido suficiente para obligar a un pago así, indicó Alex Heid, principal investigador en la firma de evaluación de riesgo SecurityScorecard.

“El contenido pirata termina en Pirate Bay a las 24 horas de transmitirse. Cualquier programa en HBO, cualquier película, en el momento en que se estrena, desde el primer día, lo puedes encontrar en versión pirata por streaming”, señaló.

En este caso los hackers divulgaron un correo de HBO en que la empresa expresó su disposición a pagarles 250.000 dólares como parte de una negociación por datos robados de los servidores de la cadena.

Ya sea que haya tenido la intención de cumplir con la oferta o no, el correo generó dudas entre los profesionales de seguridad sobre la importancia de los datos.

Además de episodios nuevos, los datos aparentemente incluían contactos de actores de Hollywood, un mes de mensajes de correo electrónico de una empleada y documentos internos delicados, como cartas de ofertas de trabajo y guiones de próximos episodios.

Una persona al tanto de la situación, que habló bajo condición de permanecer en anonimato pues no estaba autorizada para hacer declaraciones de manera pública, dijo que HBO se comunicó con los actores antes de que su información personal fuera divulgada.

Eso podría ayudar a mitigar el impacto de las posibles filtraciones.

Las empresas que sufren ataques de hackers deben ser honestas con sus clientes, empleados y otros posibles afectados tan pronto como sea posible, aconsejó Richard Levick, encargado de manejo de crisis de la firma Levick.

“No lo puedes ocultar bajo la alfombra”, dijo. “No se puede ser turbio al respecto”.

LAS COMPARACIONES CON SONY

En el caso de Sony, los hackers estropearon la red de la compañía, borraron datos y divulgaron miles de documentos y mensajes de correo electrónico internos, incluyendo información delicada como datos de salarios de los empleados y sus números de seguridad social.

Los comentarios ofensivos con tintes raciales que hizo la ex-copresidenta de Sony Pictures Entertainment, Amy Pascal, llevaron a que abandonara la empresa meses después.

Michael Lynton, que dejó la dirección de Sony Pictures en enero, aseveró que la cobertura de la prensa a los correos afectó la posición del estudio en Hollywood y añadió que la compañía “requirió mucho tiempo para lidiar” con el hecho de que el público tuviera la información y conversaciones privadas de los empleados, reportó Variety.

El estudio dijo en abril de 2015 que “los gastos de investigación y solución” por la filtración de información ascendieron a 41 millones de dólares, cerca del 8% de las ganancias de cine y televisión de ese año fiscal.

El estudio llegó después a un acuerdo por ocho millones de dólares con sus empleados actuales y exempleados.
Los estudios están aprendiendo a ser precavidos.

"Ahora sé que la gente en la industria no llega a acuerdos a través de mensajes de correo electrónico”, dijo Smith.

"Prefieren hacer acuerdos por teléfono porque eso no queda archivado”.

Lynton declaró a Recode en 2016 que en vez de un correo "mi fax es de gran uso en este momento”.

Sony rechazó hacer declaraciones respecto a los comentarios de Lynton.

Rasmussen agregó que las empresas también comparten información con las autoridades en un esfuerzo por proteger toda la industria y evitar una secuela de hackeo. (AP)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s