“El papel del cine es hablar de política”: Costa-Gavras

Galardonado con el Premio Luis Buñuel del Festival Internacional de Cine de Huesca, el director franco-griego Costa-Gavras afirmó que sus películas nacen de ver las cosas que le dan una profunda emoción.

“Con cada película hago un espectáculo, no un discurso político ni académico, un espectáculo parecido a los del teatro griego, que mostraba muy bien los problemas de la sociedad”, apuntó.

Konstantinos Gavras, conocido como Costa-Gavras, subrayó que todas las películas son políticas ya que hablan de la sociedad y eso de uno u otro modo eso es hablar de política, “y el papel del cine es ese”.

“Ese espectáculo debe despertar emociones, la risa, llorar, odiar, y con esas emociones continuamos nuestra vida o no hacemos nada”, dijo en rueda de prensa acompañado por el cineasta español Alex de la Iglesia, también galardonado con el Premio Luis Buñuel.

Para Gavras, autor de películas reconocidas como “Desaparecido”, filmada en México; “Z”; “Estado de sitio”; o “Amén”, cada película que ha hecho, al menos 22, “es la película de mi vida”.

Aseguró que “ahora estoy escribiendo la película de mi vida que quiero hacer, pues las películas son como los hijos que tenemos, algunos tienen una vida fácil, cómoda, pero otros la tienen difícil”.

“Hay películas que tienen un papel importante en la vida de un director, pero esto no se puede programar. Se hace la película y luego pasa lo que pasa”, comentó.

Al ser cuestionado sobre si es cierto que alguna vez le ofrecieron dirigir “El Padrino”, aseguró que sí, “pero leí el libro y era muy malo. Francis Ford Coppola hizo una película extraordinaria que no tiene que ver con el libro”, dijo.

Al recordar “Desaparecido”, rodada en México, protagonizada por Jack Lemmon y Sissy Spacek, sobre las desapariciones durante la dictadura de Augusto Pinochet en Chile, resaltó que la relación con Lemmon fue perfecta.

“Yo di el guión a Lemmon y me llamó tres días después, cuando uno generalmente espera 15 días, un mes; me dijo: basta! tu dices, yo hago. Fue una relación extraordinaria, ha habido una relación con otros actores muy buena, pero la relación con Jack fue perfecta”, afirmó.

Para el cineasta, los actores son los verdaderos colaboradores del director, no así el director de fotografía, no el escenógrafo. “Podemos elegir un actor que no es bueno y se destruye la historia”, acotó.

De la Iglesia manifestó su satisfacción de recoger el Premio Luis Buñuel de la 45 edición del Festival Internacional de Cine de Huesca y de poder conocer a Gavras, “el maestro, referencia importantísima”.

“Este señor representa un tipo de cine único, un cine que quizás nos va a costar muchísimo imitar e igual es imposible de conseguir”, dijo.

“Va a ser difícil volver a repetir el modelo de pensamiento y trabajo de la cinematografía de Costa, conocido como el director político. Otros se entretienen, pero él nos explica cómo es el mundo, es algo que ya no ocurre, no lo tenemos en las pantallas que pueblan nuestras pantallas”, expresó.

“Gracias al hecho de ser un pequeño bufón es que estoy aquí”, bromeó y manifestó sentirse abrumado, de estar frente a Costa Gavras cuyo trabajo es espectacular, importante, a la hora de entender lo que ocurre en el mundo. (NTX)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s