Con la intención de promover el diálogo y estimular la conciencia sobre problemáticas del mundo actual, que poco se abordan en espacios de televisión, entre ellas alcoholismo, guerra y redención, se expondrán en una serie de documentales en HBO durante junio y julio.

La programación especial arrancará con la proyección de “Risky Drinking”, el 19 de junio. La cinta lleva el público a la intimidad de la vida de cuatro personas muy distintas: un joven profesional, una madre soltera, un migrante y un joven abuelo, que tienen un enemigo en común: el alcoholismo.

Basado en casos de estudio y el análisis de expertos, el documental aborda los riesgos del abuso del consumo de bebidas alcohólicas a lo largo de varias etapas de la vida y cómo esa conducta perjudicial afecta las vidas y las relaciones de las personas.

En Estados Unidos, alrededor de un tercio de los adultos tienen o tuvieron problemas con el exceso de bebida en algún momento de sus vidas. El documental coloca a los televidentes ante el desafío de reconocer cuándo su relación con la bebida puede ponerlos en riesgo y ofrece información valiosa sobre cómo adoptar un estilo de vida más saludable.

Otra temática alude a la situación actual en Siria, que viene atrayendo la atención de los medios, de grupos de abogados y de las redes sociales en todo el mundo, acompañada por la reivindicación de que se haga justicia contra la violación de los derechos humanos.

Dicha temática se plantea en el documental original de HBO “Cries from Syria”, que se estrena el 26 de junio y hace un relato importante de la crisis humanitaria en el país y de la guerra civil que lo asola desde hace cinco años.

Con filmaciones de escenas de guerra obtenidas por activistas y periodistas locales, imágenes y relatos devastadores de manifestantes, líderes revolucionarios, ciudadanos comunes y chicos, muchos de ellos testimonios de atrocidades indescriptibles, este documental cuenta la historia de un pueblo que, pese al enorme sufrimiento, nunca perdió la esperanza de tener un futuro mejor.

El ciclo concluirá con “Rock and Hard Place”, el 3 de julio, la cinta muestra muy de cerca las vidas de jóvenes delincuentes que tienen la oportunidad de redimirse. Se trata de una producción en la que está profundamente involucrado Dwayne Johnson, quien es retratado en la pantalla.

La producción sigue a jóvenes detenidos que participan en el programa de rehabilitación “Miami-Dade County Corrections & Rehabilitation Boot Camp Program” en busca de una segunda oportunidad: la de negociar el cambio de un largo periodo de detención por un recomienzo.

Este documental muestra la intimidad de las vidas de los detenidos durante un severo campamento de 16 semanas, donde instructores los llevan al límite. Los que logran terminar el programa pueden convertirse en miembros productivos de la sociedad y son sustancialmente menos propensos a volver a prisión.

Entre los participantes el índice de reincidencia es de menos del 15 por ciento, mientras que el índice nacional de reincidencia de detenidos es de aproximadamente el 70%.

Al abordar las crueldades de la guerra, la importancia de dar una segunda oportunidad a la juventud y los efectos nocivos del abuso de bebidas alcohólicas, estos documentales originales de HBO revelan verdades que necesitan ser oídas, con la esperanza de inspirar a otras personas a actuar y a enfrentar realidades de la sociedad actual. (NTX)